Prosumidores: diseñadores y clientes

Las prácticas de prosumo entre la gente se hacen cada vez más habituales. Esto tiene que ver con la creciente facilidad para acceder a las herramientas de edición que permiten crear y compartir contenidos de una manera sencilla y gratuita, y el libre acceso a la información a través de internet. A su vez esto permitió un mayor grado de independecia a la hora de solucionar problemas por uno mismo, sin recurrir a profesionales y a un costo mínimo o cero.

Esta misma práctica es la que lleva a pensar en que a veces no es necesario un diseñador gráfico. A lo largo de mi trabajo he podido constatar que, muchas veces, entre emprendedores o pequeñas empresas, las soluciones son gestionadas por sus mismos dueños o personal no profesional del diseño: logotipos, folletería, imágenes para posteos en redes sociales, etc; todos hechos con herramientas de diseño gráfico como CorelDraw, Photoshop, o incluso otros programas o aplicaciones para celular que permitan la manipulación de imágenes . La falta de una visión crítica y el desconocimiento de la actividad del diseñador gráfico motivan estas soluciones improvisadas que, aun válidas, carecen de diseño.

Del otro lado me encuentro yo. Un diseñador profesional salido de la educación formal, y sin embargo muchas veces carente de la enorme variedad de conocimientos exigidos por el mercado laboral: la educación formal es incompleta, las exigencias del mercado son irrisorias, y no existe articulación entre el mercado laboral y los planes de estudio. Sin embargo el perfil de prosumidor se vuelve una aptitud clave en este contexto. Personalmente, muchos de los conocimientos que fui incorporando a lo largo de mi ejercicio profesional fueron adquiridos de forma autodidacta, a través de tutoriales en línea, búsqueda de información en internet, y la misma práctica en el software. De esa manera, por ejemplo, pude desarrollarme en el campo del diseño digital al aprender el uso de código HTML, la búsqueda de soluciones y recursos en línea de programación, la maquetación de emails y sitios web, y una gran variedad de programas multimedia y de edición gráfica.

Anuncios

Un comentario sobre “Prosumidores: diseñadores y clientes

  1. Muy bueno Wally.. comparto lo mismo, en mi escrito uno de mis ejemplos trata sobre el prosumidor en términos de software con respecto a uso de herramientas de diseño por tutoriales. Por otro lado tu segundo ejemplo me hizo sentir identificado cuando también empecé a ser diseñador de no tener lo mejor en formación recurrí a tutoriales; lo positivo de todo esto es ser una persona autodidacta y de eso es que se trata ser prosumidor, ser activo, buscar información, mantenerse inquieto ante la incertidumbre, ya que antes cuando se era consumidor a solas esperaba que el mercado o la marca llegue a su persona, es de decir su rol era mas pasivo.

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s