Experimentación con software libre para diseño

Para esta prueba utilicé GIMP, un software libre para edición de imágenes. Aquí se puede consultar la licencia GNU completa.

Para esta prueba intenté hacer una pieza de email marketing por tratarse de un tipo de pieza que usualmente realizo en mi trabajo.

Si bien mi proceso, en cuanto a la manipulación del software, es muy ágil por la práctica habitual en Adobe Photoshop, al momento de hacer la prueba en Gimp todo se volvió mucho más lento. Los atajos, la ubicación de las herramientas y los pasos para lograr un determinado resultado no son los mismos.

Al comienzo, la mayor parte del tiempo la utilicé para comprender la interfaz, y ubicar las herramientas disponibles. Luego, ya en la producción, intenté repetir el mismo proceso que realizo en Photoshop. En esta instancia fue cuando comencé a descubirir las diferencias del software, en cuanto a formas distintas de lograr el mismo resultado, un atajo, una forma más simplificada o más larga para hacer la misma tarea.

Finalmente el tiempo de trabajo fue mucho más largo pero logré un resultado similar al esperado. Seguramente, conociendo el software en profundidad, pueda lograr en algún momento una mayor fluidez en el trabajo e incluso un proceso de diseño diferente.

160802-lote-ideal

 

 

Anuncios

Cómo preparar una pieza de email marketing

Lo que propongo a continuación es un tutorial muy simple para maquetar una pieza de email marketing sin necesidad de usar código HTML. Se trata de un método que puede resultar un poco primitivo pero que gana en facilidad, porque solo se usa una herramienta y los pasos son muy mecánicos.

Con esto espero animar a quienes, sin tener conocimientos sobre HTML y necesitan resolver este tipo de tareas, a que prueben la posibilidad de hacerlo. Incluso, si indagan un poco más, se puede convertir en una herramienta que les permita ofrecer un servicio, hoy tan difundido como el email marketing.

 

PASO 1

Para comenzar es necesario tener el diseño ya exportado en un formato de imagen (.jpg, .png, .gif, etc.). El ancho de la pieza sugerido en email marketing suele rondar los 600 px, incluso puede ser menor para adaptarse mejor a los dispositivos móviles.

 

PASO 2

En este caso vamos a usar Fireworks. Lo pueden descargar desde Intercambios virtuales o cualquier otro sitio.
Al abrir el archivo vamos a encontrar este entorno (puede variar un poco según la versión del programa que tengan):

11

 

PASO 3

Vamos a usar la herramienta Herramienta Sector (Slice Tool) que está ubicada sobre el lado izquierdo, en la barra de herramientas web. Debajo de ella debe estar activada la opción Mostrar sectores (Show slices).

Con la herramienta seleccionada vamos a dividir toda la pieza en sectores rectangulares que se van a ir pintando de color. Esto nos va a permitir que, al exportar el archivo, la pieza se divida en imágenes con links diferentes.

22

Para dividir la pieza podemos tener en cuenta zonas que tengan link, botones, o simplemente bloques identificables en el diseño. Si no, en general, podemos manejar una proporción de rectángulos más anchos que largos.

33

Si la pieza es muy extensa el peso puede ser un poco alto, y por lo tanto el tiempo de carga también, así que dividir la pieza en imágenes más pequeñas también ayuda a optimizar el tiempo de carga.

 

PASO 4

Una vez todo dividido seleccionamos alguna parte que lleve link. Abajo aparecerán los espacios para colocar links.

77

Vínculo o link:
– En el caso de una url será completa incluyendo “http://”
– En el caso de un e-mail se coloca “mailto: ejemplo@ejemplo.com”
Existen más formas de colocar vínculos según el tipo de dato y función que pueden encontrar en internet.

Alt:
Por lo general se escribe lo mismo que dice la imagen, pero puede quedar vacío. Este contenido suele mostrarse en los emails cuando no está habilitado el desbloqueo automático de imágenes. En lugar de las imágenes se ven las celdas vacías con los contenidos del Alt. Aquí se explican en forma breve otros usos.

Destino o target:
_top: abre un enlace a ventana completa.
_blank: abre un enlace en una nueva ventana del navegador.
_self: abre un enlace en la misma ventana o frame (igual que si no existiera)
_parent: abre un enlace en el frame inmediato anterior.

 

PASO 5

Una vez colocados todos los links exportamos el archivo desde:
Archivo (File) -> Presentación preliminar de la imagen (Image preview)

44

Se abrirá una ventana con algunas opciones como elegir el formato de salida de las imágenes. Si elegimos .jpg podremos regular la calidad: a mayor calidad más pesada la imagen.

Con una calidad entre 80 y 90 podemos lograr una relación peso-calidad óptima. Se estima que una pieza entera no debería pesar más de 350 Kb. Sin embargo esto puede depender de cada pieza.

Finalmente “Exportar”.

55

Se abrirá una nueva ventana para seleccionar la carpeta de guardado. Aquí es importante prestar atención a tener seleccionadas las opciones como aparecen en la imagen:

66

Esta acción guardará un archivo .html y una subcarpeta llamada “img” que contiene todas las imágenes.

 

Con estos pasos ya tendremos lista nuestra pieza con los links funcionando. Pueden probarlo abriendo el archivo .html en un navegador.

Nota: Para que un vínculo “mailto” funcione es probable que les pida que configuren su cliente de correo de escritorio, como por ejemplo Outlook. Sin embargo, en la pieza final enviada a un cliente online como Gmail, abrirá un nuevo correo sin problema.

De esta manera obtendremos una carpeta de archivos (que podemos comprimir) lista para enviar a un cliente, cargar en un servidor, o subir a una plataforma de envíos de email marketing.

¡Espero que les sea de utilidad!

Prosumidores: diseñadores y clientes

Las prácticas de prosumo entre la gente se hacen cada vez más habituales. Esto tiene que ver con la creciente facilidad para acceder a las herramientas de edición que permiten crear y compartir contenidos de una manera sencilla y gratuita, y el libre acceso a la información a través de internet. A su vez esto permitió un mayor grado de independecia a la hora de solucionar problemas por uno mismo, sin recurrir a profesionales y a un costo mínimo o cero.

Esta misma práctica es la que lleva a pensar en que a veces no es necesario un diseñador gráfico. A lo largo de mi trabajo he podido constatar que, muchas veces, entre emprendedores o pequeñas empresas, las soluciones son gestionadas por sus mismos dueños o personal no profesional del diseño: logotipos, folletería, imágenes para posteos en redes sociales, etc; todos hechos con herramientas de diseño gráfico como CorelDraw, Photoshop, o incluso otros programas o aplicaciones para celular que permitan la manipulación de imágenes . La falta de una visión crítica y el desconocimiento de la actividad del diseñador gráfico motivan estas soluciones improvisadas que, aun válidas, carecen de diseño.

Del otro lado me encuentro yo. Un diseñador profesional salido de la educación formal, y sin embargo muchas veces carente de la enorme variedad de conocimientos exigidos por el mercado laboral: la educación formal es incompleta, las exigencias del mercado son irrisorias, y no existe articulación entre el mercado laboral y los planes de estudio. Sin embargo el perfil de prosumidor se vuelve una aptitud clave en este contexto. Personalmente, muchos de los conocimientos que fui incorporando a lo largo de mi ejercicio profesional fueron adquiridos de forma autodidacta, a través de tutoriales en línea, búsqueda de información en internet, y la misma práctica en el software. De esa manera, por ejemplo, pude desarrollarme en el campo del diseño digital al aprender el uso de código HTML, la búsqueda de soluciones y recursos en línea de programación, la maquetación de emails y sitios web, y una gran variedad de programas multimedia y de edición gráfica.

Consumo crítico de tecnología

moto-g-announcement-copia

Mi última compra de un producto tecnológico fue un smartphone Moto G de primera generación, en el año 2014. El motivo de la compra en ese momento fue la renovación de mi equipo por no contar con las prestaciones de un smartphone, y recuerdo que uno de los principales factores que determinaron la decisión de compra fue la relación precio-prestación.

Actualmente la vida útil del dispositivo está prevista para durar entre 1 año y medio o 2. Este tiempo se replica en los modelos de teléfono con estas características y se relaciona con la política de obsolecencia programada de la empresa. El Moto G es un smartphone de gama media que, en pro de la reducción del costo, implementa prestaciones mínimas optimizando hardware y software. Al no hacer uso de la mejor tecnología disponible siempre existirá un margen para la mejora del producto a medida que los costos de la tecnología se reducen con el paso del tiempo. Esta lógica se ve claramente en la sucesiva aparición de nuevos modelos: a lo largo de 4 años han salido al mercado 4 generaciones del mismo teléfono con algunas mejoras en cada oportunidad. ¿Dichas mejoras justifican el cambio de equipo?

Google tiene la ventaja de ser el proveedor del sistema operativo, por lo que queda en sus manos el control sobre el soporte respecto de dispositivos anteriores. El propio Google sólo da soporte a sus Nexus durante 18 meses, y en algunos casos 2 años. Lo mismo ocurre con Apple y sus sucesivos dispositivos iphone lanzados al mercado año a año. Esto habla de una idea de obsolecencia programada casi generalizada que hace seguir un ritmo a todo el mercado.

El Moto G es compatible con accesorios de otras marcas, puede conectarse a otros dispositivos y soporta las aplicaciones Android. Dicha compatibilidad se debe a que funciona en el marco de los estándares de conexión y compatibilidad replicados en la mayoría de dispositivos, como el uso de puertos micro usb, salida de audio, y compatibilidad de software Android.

El moto G es uno de los teléfonos más vendidos de la historia de Motorola. Sin dudas un smartphone que se volvió popular por sus prestaciones y su bajo costo. Respecto a este hecho, luego de que Motorola fuera adquirida por Lenovo (luego de ser revendida por Google), la empresa adopta ciertos estándares en cuanto a su compromiso con el medio ambiente. Entre ellos la selección de materiales menos nocivos para su fabricación, el diseño de las baterías para evitar el escape de sustancias tóxicas así como el control sobre los químicos utilizados, su política de reciclaje, reuso y reducción del packaging, y la optimización del software y aplicaciones para prolongar la vida útil de la batería. Así mismo la empresa lleva adelante programas para fomentar entre los usuarios la correcta disposición final de los aparatos luego de su obsolecencia.

Dichas acciones, difundidas por la misma compañía, sin embargo podrían ser cuestionadas por su veracidad o el nivel de compromiso real en cuanto a su difusión e implementación. El alcance geográfico de los dispositivos vendidos puede extenderse a regiones en donde las acciones de reciclaje y reuso no puedan ser aplicadas efectivamente o no sean adoptadas por los usuarios, los factores pueden ser múltiples y diversos. Otra realidad es la generación de modelos nuevos del mismo smartphone cada año, lo que podría contradecirse con esta política de RSE.

Al día de hoy han pasado casi 2 años de mi compra, y ya son evidentes en mi experiencia los efectos de la obsolecencia programada: la desactualización del equipo con 3G en un contexto ya 4G, la relentización del equipo por el peso de las aplicaciones, la menor duración de la batería en relación al tiempo de uso, el agotamiento de la memoria interna, y el desgaste físico del equipo. Todos estos factores me ponen de frente ante una nueva decisión de compra, aún por analizar, pero cada vez más omnipresente en mi día a día.

Fuentes consultadas:
Evolución del Moto G y sus generaciones
Retorno económico del Moto G para la empresa

Ventas del Moto G en Argentina

Ecomoto

Responsabilidad ambiental Motorola

Operaciones Motorola

Dispositivos Motorola

Por qué Lenovo le compró Motorola a Google 

Perfil de usuario

Actualmente me desempeño como diseñador gráfico en relación de dependencia dentro de una empresa desarrollista . Mi área de especialización es la digital, y estoy encargado principalmente del desarrollo web y la estrategia de email marketing. Gran parte de mi trabajo está dedicado a ello, por lo que tomaré como perfil de mis usuarios finales al mismo target de la empresa.

Por su perfil dedicado al desarrollo y comercialización de inmuebles, la empresa ha optado por dirigirse a un público objetivo que corresponde en su mayoría a un nivel socio-económico medio-alto / alto, de entre 30 a 50 años, y por lo general vinculado al ámbito empresarial, inversionista, o profesional independiente. Se trata de personas acostumbradas a la cultura de oficina, por lo que su relación con la tecnología es familiar y está orientada a un fin laboral mayormente: acostumbran el uso de email, se suscriben a portales de noticias y oportunidades de consumo, usan las redes sociales para hacer networking, navegan buscando productos y servicios, manejan herramientas administrativas básicas en su quehacer diario como Google Drive y sus formatos de documento. Para ello cuentan con dispositivos varios como pc’s de escritorio, notebooks, tablets y smartphones. Siempre están conectados a internet.

En cuanto a su género se trataría en su mayoría de mujeres, seguido muy de cerca por hombres. Sin embargo, para este caso puntual, lo relevante sería pensar que en general las grandes decisiones de compra de las clases medias son familiares.

En cuanto a su formación, por su perfil “oficinista” o profesional,  se trataría de usuarios con al menos una formación universitaria o terciaria.

Finalmente, en cuanto a sus intereses, priman las necesidades de pertenencia: el consumo de productos y servicios que connoten un determinado estilo de vida y que son establecidos por el grupo al cual quieren pertenecer. En este sentido se trata de un grupo que busca determinadas experiencias y apariencias, cuya concepción del diseño pasa por una idea “estética” que le otorga cierto “valor agregado” a su experiencia de consumo.

A modo de conclusión, este análisis del público objetivo me permite actuar desde un rol intermediario con varias perspectivas:
– satisfacer las necesidades de la empresa generando comunicaciones persuasivas.
 trabajar la experiencia de usuario como un fin en sí mismo y garantizar la efectiva comunicación en pos los objetivos de la empresa.
– trabajar una dimensión estética adecuada como recurso que permita la identificación con el usuario objetivo, sin descuidar los aspectos funcionales del diseño.

Fuente de datos locales consultada: “Perfil del Lector de Infonegocios (2012)”:
http://infonegocios.biz/nota-principal-1/como-somos-mas-sobre-nuestro-perfil-del-lector-mujeres-gerentas-y-fluidamente-tecnologicas

 

¿Sabías que…?

Es difícil imaginarse el futuro. Las necesidades, los problemas, tecnologías y conocimientos que tendremos seguramente no serán los mismos que tenemos hoy. Sin embargo tenemos pistas. Podemos deducir que los problemas del futuro tendrán que ver con el crecimiento exponencial de la información y la forma en que la procesaremos para resolver problemas muy específicos. Esta debería ser la premisa para la educación de hoy. En el futuro ya no será necesario memorizar datos, sino aprender a buscarlos y procesarlos. Ahí es donde pienso que debemos hacer hincapié, en aprender y estandarizar procesos replicables y escalables orientados a solucionar un determinado tipo de problema. De esa forma ya no importarían las cantidades masivas de información disponible, sino los procesos, ya que de esa forma podríamos asegurar siempre un resultado efectivo.

¡Hola!

¡Hola! soy Walter Barros, diseñador gráfico. Siempre he trabajado como diseñador, tanto de manera freelance como para empresas de diferentes rubros y también en un estudio de diseño propio. Nunca he dejado de estudiar e interesarme por el diseño.

A continuación  dejo uno de mis trabajos producido en 2013: Cocktails & Travel, una revista de temática “lifestyle”.

5

6

mockup-cocktails